Los alimentos no saludables consumidos a diario, ponen en riesgo tu salud y disminuye la productividad y el rendimiento laboral.

¿Comes saludable en la oficina?

Puede que pienses que como llevas tu comida preparada de casa, no pasa nada si picas algún alimento poco saludable entre horas.

Pero desgraciadamente he de decirte… Que te equivocas.

La mayoría del trabajo realizado en oficina se realiza sentado, por lo que todo lo que ingieras no tendrá opción de quemarse.

Es importante por ello que conozcas que alimentos no saludables pueden afectar a tu rendimiento laboral y tu estado emocional.

pirámide alimentación

PLANIFICACIÓN DIARIA

Realizar una planificación del menú diario, te ayudara a controlar las cantidades, y el tipo de comida que incluyes en tu dieta.

El fin de semana es un buen momento para diseñar el menú de toda la semana, de acuerdo con la pirámide nutricional propuesta por la sociedad española de nutrición comunitaria. Foto2

Una dieta sana y equilibrada nos ayuda a prevenir enfermedades, y a mejorar nuestro estado físico, cognitivo y emocional.

Para empezar, no debes restarle importancia a la planificación del  desayuno, ya que suele ser al que menos caso hacemos, y una de las comidas más importantes ya que es con el que arrancamos el día.

Tómate tu tiempo antes de salir de casa para disfrutar con calma de un desayuno que incluya lácteos, fibra y proteínas. 

No dejes que tu desayuno se componga de un café rápido en la oficina y una pieza de bollería, ya que te restara energía, y disminuirá tu atención, memoria y creatividad.

mala alimentación

ALIMENTOS NO SALUDABLES

Existen alimentos no saludables, que no facilitan la producción de serotonina, necesaria para la atención, y que pueden además provocar enfermedades a largo plazo como la diabetes o la obesidad.

– BOLLERIA INDUSTRIAL

Estos alimentos resultan muy atractivos y además son adictivos debido a su composición alta en azucares, pero apenas aportan nutrientes, facilitando la aparición del colesterol malo.

– EMBUTIDOS MUY GRASOS

La OMS recomienda un consumo muy limitado de embutido, pero además si es muy graso, no deberías consumirlo ya que aportan grasas saturadas, no beneficiosas para el organismo.

– ALIMENTOS CON HARINAS REFINADAS

Existen muchos alimentos con harina refinada como galletas o snacks industriales, que puede afectar seriamente a tu salud.

Su consumo eleva rápidamente los índices de glucosa en sangre, y puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades como obesidad, diabetes o una cardiopatía.

– ALIMENTOS MUY PROCESADOS

No todos los alimentos que han llevado a cabo un proceso industrial para su conservación son dañinos para la salud, por ello hay que saber diferenciar aquellos que pueden ocasionar graves problemas para la salud.

Los alimentos procesados como las patatas fritas o los cereales muy azucarados aportan muchas calorías que provienen de las grasas, pero poca cantidad de proteínas, vitaminas y minerales.

Todos estos alimentos no saludables, provocan alteraciones en el ritmo laboral, disminuyendo la capacidad de concentración, y la creatividad, y aumentando el estrés, la ansiedad y los cambios de humor.

Empieza la semana comiendo sano, y añade a tu menú más frutas, verduras, legumbres, frutos secos, y aumenta el rendimiento y la productividad laboral.