Comer despacio es una práctica necesaria, no solo para saborear cada bocado, sino para mejorar nuestro estado físico y mental.

¿Tienes tiempo suficiente para comer en el trabajo?

En muchas empresas el tiempo otorgado a la hora del almuerzo no es suficiente, y ello puede provocar problemas de salud.

Saber comer adecuadamente y en unas condiciones óptimas, nos ayuda a tener una mejor digestión y un mayor bienestar físico y mental.

como comer bien

APRENDER A COMER DESPACIO 

Comer despacio es una práctica que debe aprenderse desde pequeños, ya que sus beneficios se aprecian desde temprana edad.

1.- MEJORA LA DIGESTIÓN

La asimilación de trozos pequeños de comida, ayuda al estomago a una mejor digestión y asimilación de los nutrientes.

Comer deprisa hace que el estomago tengo que hacer un sobreesfuerzo y te sientas hinchada y con pesadez abdominal.

2.- NOS SENTIMOS SACIADOS

Comer despacio, nos produce sensación de saciedad, independientemente de nuestro peso.

Sentirnos saciados nos ayuda a no picar entre horas, y por lo tanto a controlar nuestro peso.

3.- MÁS HIDRATACIÓN

Varios estudios confirman que comer despacio motiva a un mayor consumo de liquidos.

Al estar mas hidratados se produce una distensión del estomago, y con ello un menor consumo de alimentos.

4.- NO GANAMOS PESO

Esta puede ser una de las razones principales por las que decidimos comer despacio.

Al sentirnos saciados no comemos más de lo necesario, se regula el nivel de glucosa y se mantiene nuestro metabolismo activo.

5.- SENTIMOS PLACER

Comer es uno de los mayores placeres de la vida. Aprende a comer despacio y disfruta cada día.

Cuando ingerimos alimentos es importante apreciar su olor, forma, color y sobre todo el sabor para aliviar tensiones y ser más creativo.

comer

TRUCOS PARA APRENDER A COMER DESPACIO

Los expertos en nutrición afirman que masticar los alimentos antes de digerirlos, ayuda entre otros, a absorber más nutrientes y aporte energético de los alimentos.

1.- Busca un lugar tranquilo y silencioso, y dedica al menos 20-30 minutos para comer.

2.- Evita distracciones como ver la tele, y por supuesto queda prohibido comer delante del ordenador.

Concéntrate en la comida y aparta la mente durante unos minutos de las responsabilidades laborales.

3.- Mastica cada trozo unas 30-40 veces para asumir mas nutrientes y saciar las ganas de comer. Foto4

4.- Mientras comas evita reírte y hablar acaloradamente para una mejor digestión.

5.- Bebe al menos un vaso de agua durante las comidas, y olvida las bebidas con gas ya que producen hinchazón y malestar abdominal.

6.- Practica mindfulness para saciar el hambre. Observa una pieza de fruta, huelela, escuchala, saboreala, y cómela poco a poco. 

Cambia las rutinas en el trabajo, y disfruta de comer despacio.