Comer sano este otoño no te costará, si estableces unos hábitos saludables y escoges alimentos que favorezcan tu estado físico y mental.

¿Comes bien en la oficina?

Sufrir problemas de digestión, aumento de peso o falta de energía, son algunos de los síntomas asociados a una mala alimentación.

La llegada del otoño, ha provocado no solo un descenso de las temperaturas, sino también un cambio de horario laboral.

Muchas personas durante el verano ven reducida su jornada de trabajo, por lo que pueden comer en su casa.

Pero la llegada del otoño, vuelve a instaurar las jornadas de trabajo partidas y con ello la obligación de comer en la oficina.

comer en la oficina

RIESGOS DE COMER EN LA OFICINA

Las personas pasamos una media de 8/10 horas diarias en la oficina, por lo que es importante cuidar la alimentación durante esas horas.

El estrés generado por un ambiente tenso y una alta carga de trabajo, provoca unos inadecuados hábitos de alimentación.

Algunos de los riesgos más comunes en cuanto a comer en la oficina, repercuten en la productividad y eficiencia laboral.

1.- RAPIDEZ

Uno de los mayores errores que cometemos al comer, es no masticar los alimentos adecuadamente.

La rapidez con la que comemos afecta a nuestra salud, ya que no se libera la hormona responsable de la saciedad, dando lugar a enfermedades como la diabetes tipo II o la obesidad.

2.- TURNOS ALTERNOS

No estipular un horario de comidas en la oficina afecta a nuestro posterior rendimiento.

Comer cuando tienes “un hueco”, afecta no solo a tu productividad, sino también a tu estado físico y mental.

3.- ZONA PARA COMER

Muchas personas con una alta carga de trabajo, creen que el mejor método para adelantar tareas es comer mientras trabajan.

Esta demostrado que comer frente al ordenador incita a ingerir mayor cantidad de alimentos y a tener la necesidad de comer poco después.

Por eso es importante evitar estos malos hábitos en la oficina que provocan falta de energía, de concentración y malestar físico.

Además de crear una rutina saludable en cuanto al entorno y la forma de alimentarnos en la oficina, es importante elegir alimentos saludables.

comida saludable

ALIMENTOS SALUDABLES

FRUTA

Se recomienda el consumo de 5 piezas de frutas y verduras al día, dado los grandes beneficios de aporta para la salud. Foto3

Las frutas contienen vitaminas, minerales y un bajo aporte calórico lo que ayuda a un adecuado mantenimiento del organismo.

FRUTOS SECOS

Algunos frutos secos como las nueces son una perfecta elección para consumir en el trabajo para mantener tu cerebro activo.

Las nueces son altamente antioxidantes, y están relacionadas con un aumento de las capacidades cognitivas como la memoria o la atención.

YOGUR

El consumo de yogur después de comer ayuda al organismo a agilizar el proceso de digestión gracias sus bacterias probióticas.

Además de proteger nuestro sistema digestivo, reduce el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes tipo II.

BARRITAS ENERGETICAS

Otro de los alimentos que puedes comer en la oficina entre horas son las barritas energéticas.

Las barritas de cereales y muesli, contiene vitaminas B1 y B2 que reducen los niveles de estrés y nos ayudan a mejorar la concentración.

Cuida tu alimentación y la forma en que comes en la oficina, para ser más productivo y mejorar tu calidad de vida.

apuesta por el vending