Trabajar bajo presión puede ser beneficioso para aumentar la productividad laboral, siempre dentro de unos límites que no perjudiquen la salud física y mental. Para trabajar bajo presión con éxito, es importante alcanzar un bienestar físico y psicológico a través de la alimentación.

¿Desempeñas tu trabajo bajo mucha presión?

Para poder afrontar una dura jornada de trabajo sin un elevado nivel de ansiedad y conseguir el éxito esperado, es necesario tener un plan.

jornada laboral

Trabajar Bajo Presión

Todo objetivo propuesto en la vida ya sea laboral o personal, necesita de un plan previo para señalar los pasos a seguir para intentar alcanzar el éxito.

1.- Organización de las tareas

El primer paso es organizar las tareas por temática o por la cantidad de tiempo que requerirá su ejecución.

2.- Establecer prioridades

Una vez distribuidas las tareas, el siguiente paso es establecer un orden de prioridades, separando las que son urgentes e inmediatas de las que pueden esperar.

3.- Delega

Si tu trabajo te lo permite, delega las tareas que podrían hacer otras personas de tu equipo y confía en ellas.

4.- Plantea alternativas

Ten presente siempre varias opciones por si el resultado no es el esperado y tienes que volver a empezar. De esta manera reducirás el estrés y podrás pensar con más claridad.

5.- Prepara el lugar de trabajo

Mantener una zona de trabajo despejada y sin distracciones presentes como el móvil, te ayudaran a concentrarte más y mejor en tus tareas.

6.- Realiza descansos

No por que estés sentado muchas horas frente al ordenador tendrás más éxito, al contrario, es más beneficioso realizar pausas cada 30-45 minutos para realizar estiramientos corporales y ejercicios de gimnasio visual.

7.- Socializa

A pesar de la carga de trabajo y la presión a la que estés sometid@, es importante parar cada cierto tiempo, levantarte de la mesa y conversar con tus compañeros de trabajo. Esta pausa hará que te sientas más relajado y mejorará tu capacidad de resolución de problemas.

8.- Come sano

Para poder dar lo mejor de ti y alcanzar los objetivos que te propongas tanto a corto como a largo plazo, es fundamental mantener una alimentación sana que proporcione energía durante todo el día.

Es importante también que respetes los horarios de comidas y sobre todo que salgas del ambiente de trabajo para comer. Siéntate en una sala tranquila y toma conciencia del momento presente.

Existen alimentos que ayudan a estar más concentrados y que evitan que las energías se desvanezcan a medida que pasa el día.

– Chocolate

Este súper alimento que debe tomarse puro, es un estimulante natural que aumenta la capacidad de concentración y el estado de alerta.

– Frutos secos

Algunos frutos secos como las almendras o las nueces, son ricas en vitaminas y ácidos omegas 3 y 6 que ayudan a mantener un cerebro ágil y sano.

– Cereales

Las barritas de cereales bajas en azúcar son otro alimento que nos ayuda a mantenernos activos y a aumentar la productividad laboral.

Si quieres tener éxito en el trabajo, cuida tu cuerpo y tu mente. Come sano y equilibrado.

empresa aragonesa vending